Quitar
tatuajes
MADRID

PEDIR CITA

Hoy en día es posible eliminar tatuajes de forma permanente gracias a las últimas novedades tecnológicas. En nuestra clínica dermatológica de Madrid disponemos del láser Q-switch, capaz de borrar cualquier tipo de tatuaje fragmentando las partículas de tinta y separándolas de la piel. Consulta con nuestros especialistas la eliminación de tatuajes en Madrid, una técnica innovadora con resultados óptimos.

Eliminación de tatuajes con láser

El láser es el único procedimiento capaz de eliminar un tatuaje sin dejar una cicatriz. Sin embargo, no cualquier láser es el indicado. En nuestra clínica dermatológica de Madrid eliminamos los tatuajes con láser Q-switch, el cual emite pulsos de luz cortos, encargados de calentar las partículas de tinta y consiguiendo no maltratar el resto de piel sana.

El láser Q-switch permite que sea el propio sistema linfático del paciente el encargado de absorber de forma natural la tinta. Se trata de una técnica que presenta algunas molestias durante el proceso. Por esa razón, se debe aplicar una capa de crema EMLA una hora antes de llevar a cabo el tratamiento.

Cuidados post tratamiento

Para no dejar marcas visibles en la piel, recomendamos una serie de cuidados después del tratamiento:

  • Pomada antiséptica y antiinflamatoria durante 7-10 días.
  • No exponerse al sol durante 2 semanas.
  • Evitar piscinas o saunas para evitar infecciones.

Quitar tatuajes precio en Madrid

En la Clínica Dermatológica De Felipe, el precio de borrar tatuajes en Madrid es:

Precio sesión

  • 1 x Sesión de Eliminar tatuajes

250€

PIDE CITA

Pack 4 sesiones

  • 4 x Sesiones de Eliminar tatuajes

605€

PIDE CITA

Preguntas frecuentes de nuestros pacientes

Resolvemos las dudas más frecuentes sobre eliminación de tatuajes en Madrid:

La tinta negra de los tatuajes suele estar compuesta por grafito y, en el caso de colores más vivos, se utilizan compuestos de metales como el cadmio, el mercurio o el cobalto.

La dificultad para borrar un tatuaje radica en la profundidad a la que se inyecta la tinta en la dermis de la piel (1 y 2 mm). Esta tinta es captada por las células de Langerhans, donde se queda para toda la vida. Para eliminar estas partículas son necesarias temperaturas muy altas.
Para un tatuaje negro, son necesarias entre 4 y 8 sesiones. Con estas sesiones conseguimos eliminar hasta un 90% del tatuaje. En el caso de los tatuajes de color, serán necesarias más sesiones de láser.
Después de las sesiones para eliminar tatuajes, la piel se puede inflamar y adoptar un color rojizo durante un par de horas. Además, los pacientes que se sometan al tratamiento pueden experimentar molestias, picazón y/o sensación de calor.